Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Villena

La contaminación de la tierra, del agua dulce y los mares, del aire, y la explotación excesiva de nuestros recursos (deforestación, combustibles fósiles, agricultura y ganadería intensiva), afectan al ecosistema, a la vida de plantas y animales, ya que destruye tanto su entorno como los medios de supervivencia. El cambio climático, como decimos, afecta a todos los seres vivos, donde se incluyen lógicamente los animales, tanto los que viven de forma silvestre como los que conviven con los humanos. La Protectora se preocupa por la vida de todos los seres vivos, pero su radio de acción se centra más en la ciudad y los animales que viven en ella, los cuales también notan los efectos de este cambio climático cada vez más evidente. Los inviernos ya no son tan fríos como antes y los veranos son muy secos, esto hace que parásitos como pulgas y garrapatas proliferen e invadan el pelo y piel de los animales que conviven con los humanos, principalmente perros y gatos. Estos parásitos les transmiten enfermedades como erlichia, , … También, las altas temperaturas aumentan la posibilidad de casos de golpes de calor. Sin ir más lejos, el pasado julio, en Villena, la Protectora recogió casi un centenar de aves aturdidas por el calor (vencejos, golondrinas y gorriones), cifra récord en los últimos años; y esta cifra aumentaría si añadiéramos las aves recogidas por particulares en esas circunstancias, los cuales se encargaron de derivarlas al Centro de Recuperación provincial que, por su parte, recogía más o menos esa misma cantidad de aves de toda la provincia casi diariamente. Vencejos y golondrinas están protegidos y son muy importantes en el entorno urbano por el hecho de ser aves insectívoras que regulan la población de mosquitos, por ejemplo. Estas son algunas de las razones por las que la Protectora de Villena apoya la declaración de Emergencia Climática.

Para contactar: